Nos ponemos a prueba como ingenieros

En esta sesión nuestros chicos/as se adentraron en el fabuloso mundo de la ingeniería, para ello les propusimos un reto: construir una torre de espaguetis y nubes. ¿Os parece sencillo? Pues veréis que no lo es, pues para ello los chicos y chicas tuvieron que aplicar los fundamentos físicos necesarios para que su torre se sostuviese, además de trabajar en equipo para elevarla.


En primer lugar, manipularon los materiales (espaguetis, nubes y cinta adhesiva) para que fuesen familiarizándose con ellos. Una vez analizados, todos ellos observaron que es una tarea compleja puesto que los espaguetis son endebles y se pueden romper con facilidad. Pero nadie dijo que fuera imposible así que se pusieron manos a la obra. Cada grupo diseñó previamente cómo iba a ser su torre. A raíz de aquí pasaron a la acción, "a elevarla".



En segundo lugar, se encontraron con la dificultad de que la nube tendía a desequilibrar o desmoronar la estructura que estaban construyendo., Pues es en este punto donde se crea un momento de crisis que está implícito en el reto, ya que cada grupo en dicho momento, se frustrá al ver que la torre se está desmoronado por el peso de la nube y deben buscar estrategias para que eso no ocurra. Decir que actuaron estupendamente y supieron identificar el problema y resolverlo de forma consensuada.











Hemos aprendido qué es la ingeniería y quiénes son los ingenieros. Además hemos visto que hay muchos tipos de construcciones de ingeniería y en nuestro caso hoy lo hemos sido de obras civiles. 

También hemos aprendido que para conseguir construir una torre primero debemos pensar, planificar y diseñar el proyecto, conocer los materiales y trabajar en equipo de forma cooperativa.


Finalmente decir que esta actividad en los momentos de crisis nos obliga a tomar decisiones rápidamente y los chicos supieron gestionarlo muy bien, lo más importante es que cada uno de ellos disfrutó con la experiencia y construyeron unas magnificas torres como verdaderos ingenieros.


 
                                          M4H05879 from TecnoArTea on Vimeo.

Tercera Sesión de Programación en TeCNOarTEA. Finalizando el tutorial. El lenguaje de programación.

Parece que fue ayer cuando empezamos y sin embargo esta ha sido la penúltima sesión de la creacción de nuestro minijuego.

Durante esta tercera sesión tocamos realmente lo que implica programar ya que descubrimos lo que es el código de programación, es decir, las instrucciones que nosotros damos al programa para que se encargue de realizar las acciones.

Incluso tratándose de un minijuego sencillo, programar siempre implica una cierta dificultad y el lenguaje de programación no es fácil. De hecho, para alguien que no este familiarizado con el tema puede parecer una sesie de letras y números sin sentido.

Sin embargo, gracias al trabajo previo hecho por Raúl, los chicos y chicas consiguieron realizar aquellas instrucciones básicas para conseguir los objetivos previstos.
De esta manera, ya tenemos terminado todo lo que nos habíamos propuesto y así hemos llegado al fin del tutorial.

El próximo día lo dedicaremos a que cada uno de los grupos de su toque personal al proyecto del minijuego que muy pronto colgaremos para que todos y todas lo podais probar.



Podeis ver aquí el tutorial de la tercera sesión:

Investigando la composición química de los fuegos artificiales

Esta sesión de TeCNOarTeA, tuvimos la gran oportunidad de poder desarrollarla en el laboratorio de la Facultad de Ciencias, bajo las directrices de Gonzalo Salazar, Decano de dicha facultad,  y Rodrigo, gran profesional de la materia.
En primer lugar, empezamos la sesión con una actividad motivante fuera de la universidad para observar con detenimiento las reacciones pirotécnicas de los fuegos artificiales así como los colores que iban emitiendo cada uno de ellos. Todos los chicos/as estuvieron expectantes ante el espectáculo mágico de los fuegos artificiales.

Una vez finalizado, surgió un pequeño debate donde hubo un flujo de información bastante interesante acerca de ¿por qué salían colores diferentes? 
Todos ellos observaron varios tipos de colores, esto es debido a que en función de la composición química que pongamos, saldrá un color u otro.
Para poder comprobar la variedad de colores, los chicos/as experimentaron con los siguientes componentes químicos: Cloruro de litio (rojo), Cloruro de calcio (Naranja), Cloruro de potasio (violeta), Sal común (amarillo) y Sulfato de cobre (verde), entre otras.

En el trascurso del experimento cada uno de los chicos/as realizaba sus pruebas y se dieron cuenta de que todos obtenían los mismos resultados por lo que dedujeron que los experimentos se pueden reproducir, es decir, si se hace lo mismo se obtienen los mismos resultados y eso da validez a la investigación.














En segundo lugar, experimentamos con nitrógeno líquido (es nitrógeno puro en estado líquido a una temperatura igual o menor a su temperatura de ebullición, que es de -195,8 °C a una presión de una atmósfera). Los expertos hincaron un globo y lo rociaron con nitrógeno, los chicos/as estuvieron atentos en todo momento a ver que sucedía. 

Nos deleitaron con la experiencia de ver la reacción del nitrógeno sobre un globo inflado, donde observamos un extraño efecto. Cuando se vertió el nitrógeno líquido sobre él, bajo la temperatura, el vapor de agua y el anhídrido carbónico en el interior se congelaron, y tanto el oxígeno como el nitrógeno presentes se licuaron progresivamente, disminuyendo el volumen del globo. Sin embargo, cuando desaparece el nitrógeno se calienta suavemente y el globo vuelve a su estado inicial.



Finalmente, decir que fue una experiencia muy enriquecedora donde todos los chicos/as disfrutaron con sus investigaciones y aprendieron muchísimas cosas de una forma lúdica y divertida.


2ª SESIÓN DE TeCNOarTeA MUSICAL: LAS EMOCIONES, LA ARMONÍA Y LA PERCUSIÓN


Seguimos con nuestro TeCNOarTea musical, y el segundo día las emociones fueron las protagonistas de la sesión. Sin duda, la música es emoción y es por lo tanto un medio para canalizarlas, para gestionarlas y para vivirlas. Comenzamos con una actividad en la que escuchamos diferentes etilos de música y valoramos lo que nos transmitía cada estilo, nos dimos cuenta de que dependiendo de nuestro estado de ánimo nos apetece más escuchar un tipo de música u otro, y que a veces, en los momentos en que estamos más tensos nos puede ayudar a relajarnos. A cada uno cada música le trasmitió un color, un paisaje, una idea, un sentimiento que luego pusimos en común.







video


Gracias a esta actividad nos dimos cuenta de la vinculación que existe entre la música y las emociones y de que cada uno tiene un color distinto...


video video



Después de un merecido descanso Javier nos enseño que depende el tono de voz que usemos nuestras voces pueden ser musicales, para ello hicimos diversas actividades. Con estas actividades buscamos entonarnos para la parte principal de ritmos e instrumentos de percusión inusuales que descubrimos.

Además contamos con la colaboración de Rubén, percusionista que nos ayudó y nos enseño los instrumentos.



video



La última parte de la sesión nos divertimos con juegos de ritmo. La creación de ritmo fue una de actividad de improvisación en la que todos participamos siguiendo un ritmo que fuimos modificando y que permitía que cada uno pudiera añadir nuevas partes del ritmo. Aunque necesita más práctica, puede ser una gran experiencia.


video
video
video

Al final descubrimos los instrumentos de percusión insólitos que Rubén quiso compartir con nosotros: HAPI, txalaparta, calimbas o palos de música ...













Así fue la segunda sesión del TeCNOarTea musical.





Investigando la energía de las frutas

En la cuarta sesión de Tecnoartea nos adentramos al fabuloso mundo de la física de la mano de María Díez, profesora de la Universidad que compartió con nosotros sus conocimientos, gusto y buen hacer por la enseñanza. 
En primer lugar, empezamos preguntándoles si sabían como podemos encender una bombilla. Todos ellos dieron un montón de datos: con una pila, con cable, con un interruptor, también dijeron que era necesaria la electricidad y que podíamos utilizar también energías renovables como la del movimiento del agua o hidráulica, con los rayos solares o energía solar... y hablamos de los distintos tipos de energía por tanto: energía térmica, nuclear, química, cinética... para llegar finalmente a la idea de que la energía química es la de los alimentos.
Pero nos dimos cuenta de que había algunas cosas que no sabemos y que es muy importante conocer. Los chicos y chicas estuvieron experimentando con cables, bombillas y con la pila de petaca. Pudimos comprobar que la energía ni se crea ni se destruye, se transforma y que hay distintos tipos de circuitos. Crearon en primer lugar uno en serie pero las bombillas lucían poco así que se pusieron a probar, guiados por María, y consiguieron hacer un circuito en paralelo, como los que se usan con las luces de navidad, para que sigan funcionando aunque se funda una bombilla. Aprendimos que en paralelo lucen más porque la energía se reparte, en serie se comparte.










También aprendimos que la fruta no tiene electricidad pero si que tiene energía química. Por tanto:
¿Podemos obtener energía eléctrica de la fruta?

Decidimos comprobarlo y para ello María nos enseño a utilizar dos aparatos llamados multímetros con los que medimos los voltios de la pila de petaca y posteriormente les entregamos un limón a cada uno. Los chicos y chicas midieron con el multímetro los voltios del limón y....¡SORPRESA! el limón tiene 0,3 voltios!!
 

 

Por tanto planteamos si sería posible encender una bombilla led con limones y los chicos decidieron unir sus limones para crear una batería y ver que ocurriría, utilizamos para ello un tornillo de zinc, cobre, cables y clips.
La energía del limón variaba en función de donde pincharas por lo que un equipo si que consiguió encender levemente uno de los leds.

Para diferenciar la energía química que puede haber en distintas frutas, los chicos y chicas también midieron con el multímetro los voltios de naranjas, manzanas y plátanos y comprobamos que existe gran diferencia entre unas y otras.



   




La jornada fue fantástica, todos los chicos completaron su economía de fichas y muchos de ellos ya han conseguido las cuatro caras doradas para asistir a la fiesta de investigadores que haremos el último día, pero aun tienen que cumplir las normas para conseguir el super diploma de científicos e investigadores.

La experiencia de esta actividad de la mano de María Diez ha sido fascinante, hemos aprendido de forma práctica y manipulativa conceptos  muy relevantes de física y biología y hemos acercado a los chicos y chicas a experiencias que no habían vivido antes, favoreciendo y ampliando sus campos de interés. Muchas gracias María.


2ª SESIÓN DE TeCNOarTeA TEGNOLÓGICO:LA LINEA DEL TIEMPO, CONSTRUIR MOVIMIENTO Y LOS BOTONES.

Proseguimos con nuestro minijuego y en el segundo día seguimos avanzando en este mundo de la programación en el que nos estamos introduciendo.



El segundo día se vieron aspectos que ya comenzaron a resultar más complejos. La línea del tiempo implica saber qué podemos hacer con los fotogramas que introducimos en nuestro minijuego y cómo podemos cambiarlos dependiendo de lo que queramos hacer. Así podemos prolongar un fotograma, haciendo que se reproduzca durante más o menos tiempo, podemos duplicarlo y así cambiar sus características sin alterar el fotograma inicial o podemos crear uno nuevo, partiendo de cero.

VID 20150328 104452148 from Autismo Burgos on Vimeo.

Crear movimiento supuso un aspecto muy importante y que entraña dificultad debido a que supone una suma de varios de los procesos que hemos visto anteriormente: subir una imagen, manejar las capas, prolongar fotogramas ... A pesar de que a algún grupo le resultó menos complicado y fue más rápido en acabar, precisaron de la ayuda de Raúl para poder llevarlo a cabo. Después ya ,sí fueron capaz de repetirlo solos. 

Por último vimos cómo crear botones dentro de nuestro minijuego, es decir, comandos que nos sirven para realizar las diferentes acciones interactivas: pasar a otra pantalla, reproducir un video, responder a una pregunta...

Y hasta aquí  el segundo día. Con estas dos primeras sesiones ya conocemos lo más básico para ir creando nuestro videojuego. A partir de aquí lo que nos queda es ir creando más "pantallas" con los conocimientos adquiridos y que cada uno vaya poniendo en práctica sus ideas y creando su propio videojuego.


Podeis consultar la guía del segundo día de programación de TeCNOarTeA:




Un ecosistema diminuto: La vida en una gota de agua

En esta tercera sesión tuvimos el placer de contar con María Díaz profesora de Ciencias Experimentales de la Universidad de Burgos, compañera de nuestra querida Ileana Greca. Ambas dos nos prepararon unos experimentos extraordinarios donde todos los chicos/as estuvieron expectantes ante los experimentos previstos, puesto que tenían que investigar con el microscopio.
En primer lugar empezaron lanzándoles la pregunta ¿qué seres vivos podéis encontrar en un río? Todos los chicos/as participaron fabulosamente contando todo lo que sabían al respecto. En la misma línea se les preguntó: ¿en torno a qué gira este ecosistema? una vez aclaradas las ideas se les formularon las preguntas finales que dieron paso a la investigación: ¿hay vida en una gota de agua?; ¿puede haber vida en agua contaminada?
Para poder resolver los interrogantes, tuvieron que analizar las siguientes muestras: muestra A (agua de charca más vinagre); muestra B (agua de charca más amoníaco); muestra C (agua de charca). Una vez explicado el contenido de las muestras los chicos/as midieron el PH de las mismas donde formularon sus primeras hipótesis para cada una de ellas, dando respuesta a las cuestiones planteadas. Para poder comprobar que sus deducciones eran veraces o no, necesitaban comprobarlo. Por tanto analizaron una pequeña muestra de cada una de ellas con el microscopio y observaron que en la muestra A y B no había vida, sin embargo en la C pudieron ver microorganismos (Amebas entre otros). Muchos de ellos se quedaron sorprendidos puesto que no se imaginaban que una gota de agua tuviese vida.